sábado, 23 de agosto de 2008

Otra que imbéciles!...

Tratar de estudiar o de hacer un trabajo para la facultad son de esas pocas cosas que a uno le hacen recordar y tomar conciencia de las pequeñeces que nunca termina y que suenan mejor cuando hay un plan tan catastrófico como sentarse a hacer un Trabajo Práctico para Teorías de la Comunicación. Así es como uno termina inexplicablemente limpiando el baño, acomodando el placard, viendo esas viejas fotos que ni pensó que tenía todavía. O inclusive encontrar textos escondidos que ni siquiera supuso que podía llegar a tener.

De alguna de esas formas, me encontré con un pedazo de Bucay en mi computadora y, ante mi primer espanto, me reí un buen rato leyendo sobre los imbéciles intelectuales, morales o afectivos que hay en el mundo según el susodicho.

Eso, mezclado con algún pseudo filósofo perdido que tengo que analizar para la fuckultad (perdón Lucifer, les robo el término), me hace llegar a conclusiones nada felices sobre si soy un imbécil o no.

OK, ya he dejado en claro anteriormente que lo soy, no hay duda de eso.

Pero me causó muchísima gracia encontrar que una de las categorías de imbéciles posibles, exige que vivamos en consonancia a lo que dicen los demás, que necesitemos de una aprobación o negación de otros para medirnos en una (incluso más imbécil) varilla social.

¿A qué iba todo esto? Los manuales clásicos de Comunicación enseñan y divagan sobre la eterna reciprocidad que tenemos en la vida cotidiana. Que, mal que nos pese, siempre estamos comunicando, aunque deseemos no hacerlo. Y si a eso le sumamos que el imbécil por definición (está bien, es la definición del barbudito precursor de Rolón) necesita de una cierta repercusión de sus actos en sus semejantes, terminamos llegando a que somos todos unos imbéciles. Queramos o no. Lo admitamos o no.

Me siento bien, el círculo de imbecilidades humanas se expande cada vez más. Bienvenidos los nuevos miembros!

PD: Leer estupideces como estas es el riesgo de que Internet sea libre para todo el mundo. Sepan disculpar.

10 comentarios:

Pili dijo...

Jajaja. Que tal? Cuanto tiempo!! Esta bien eso de entrar y que te insulten :P

Todos somos imbeciles...pero unos mas que otros no??

Besos...

aby dijo...

estamos los imbéciles reconocidos y aquellos que chorrean imbecilidad no reconociéndola...

soy parte del primer grupo, evidentemente!

besitos!
aby.

Princesa Sukimuki dijo...

Ale, estas cosas son las q uno descubre por evitar el estudio!

Beso

Analuz dijo...

Eludiendo un texto de Bourdieau me encuentro con este tratado de tantas verdades juntas.
Mah sí!! Lo terminé de leer porque me llamó la atención el título... ¿Será que me dí por aludida? Creo que sí... como sabrá usté, yo tengo la idea de que todos somos imbéciles de alguna forma:
- Que dependamos de lo positivo o negativo que resulten nuestros actos frente a los otros es una imbecilidad... significa que necesitamos bastones, sean de acero o de aire, sean para escalar estúpidamente a un lugar vacío o para caerte pensando que cualquiera puede darte una mano...

Bue, me deliré... otra de las consecuencias de tu espacio, además de la autocrítica o el autoreflejo.
Suerte esta tarde niño, besos.

El Profe dijo...

Ojo que la imbecilidad es muy complicada de clasificar...
están los imbeciles no reconocidos, los re-conocidos, los conocidos, a pilas, a carbón, con H...
Podría seguir pero no quiero exagerar con el comentario.
¡Un abrazote!

Pame... dijo...

seee... te disculpamos amigo querido!!!
... diría yo (y un conocido al que le decían Marx)... eso de estar tratando siempre de "alienarnos"!!

Abrazos...
Miles!
:)

Andreievna dijo...

Lo invito a pasar por mi blog y dejar un comentario para generar un círculo-circuito de reciprocidad sin sentido. Aunque sabemos que no es así, y que somos geniales.
Salud!

ale dijo...

pili: Hola Pili! No voy a preguntar como estuvieron tus vacaciones, pero me alegro que ya andes de nuevo por aquí. Un beso!

aby: Es un gran paso, reconocer nuestra condición natural. Por lo menos es sensato! XD Un beso.

princesa: Exacto, esto me pasa por querer estudiar. :P

analuz: Sabe usted que siempre es bien recibida por aquí, y sus opiniones son palabra santa. Somos todos imbéciles desde que aceptamos esa condición de necesitar vernos reflejados en los demás, muy cierto. Siga con el cuelgue nomás, que es muy bienvenido!!

Profe: tanta categoría merece un post de esos que usted sabe! ABrazo!

Pame: Gracias, sabiendo que me disculpan, me quedo tranquilo. Me da algo de culpa hacerlos leer cosas como estas... :$ Beso!

andreievna: Somos geniales, no hay duda de ello. Mañana paso por su blog. Salud!

El Profe dijo...

Ale, sabes que tenes razón ;) así será :D

bernarda fait dijo...

El hombre es un ser político, social e imbécil..

A su salud!!