miércoles, 17 de octubre de 2007

Los diez mandamientos para el RAC...

El RAC es la abreviatura del ghetto de los teleoperadores para el Representante de Atención al Cliente. El tarado que está sentado atrás de la computadora cuando uno llama para quejarse de algo, en la mayoría de los casos (por la queja, no por el idiota, eso es siempre).

Una vasta experiencia en el campo (unos 45 días, mas o menos) me han dado la posibilidad de pensar y ver varias cosas. Para poder tener éxito, o al menos no querer matar a alguien, en este trabajo, hay máximas que deben respetarse a rajatabla, una suerte de guía de vida. Y dado mi carácter generoso y solidario, las comparto con ustedes.

1. Respetar al cliente, pero amar a la empresa.

2. Si no se ama a la empresa, pretender que es así.

3. Ponerse la camiseta. No literalmente, nerd chupamedias.

4. Tratar a todo el mundo con respeto, aunque no lo sientas. Sobre todo al gerente.

5. Nunca confiar en el RAC de al lado.

6. En el de atrás, menos.

7. El de arriba, no existe. Por lo menos para mi.

8. Evitar las relaciones en el trabajo. Por lo menos, lleguen hasta el baño. O una oficina con llave.

9. Si te dicen que la calidad es más importante que la productividad, no les creas.

10. Si les crees, eres un iluso. O un idiota. En ambos casos, te irá bastante bien.

Suerte! 

4 comentarios:

Tefy dijo...

buenas ideas..de todas formas nunca trabajaria en un callcenter..me parece q es el trabajo mas secante y desgastante que puede haber...
aunque si no me quedara otra...bueno, en realidad uno nunca sabe..
una vez leí en la revista Doctambulos! que los teleoperadores o los rac como les decis vos, tienen predisposicion a sufrir lo que se llama "burn out" (o cabeza quemada), q es un mal causado por el agotamiento psicoafectivo.
en una parte de la nota, un médico , Daniel Lopéz Roseti dice q "este sindrome es un conjunto de signos que preovocan agotamiento psicoafectivo.esto también podemos denominarlo, formas mentales de stress crónico que sufren quienes son prestadores de servicios al cliente, como son por ejemplo, los que trabajan atendiendo reclamos de personas a través del teléfono"//"Lo que provoca este tipo de tareas es una despersonalización del sujeto que ejerce ese trabajo;es decir, ya no se conecta personalmente con el trabajo que realiza sino que pasa a ser una máquina. El individuo disminuye ka creatividad, la inventiva y la iniciativa"

para tener en cuenta a quien quiera empezar a trabajar en un call..
besos

Ale dijo...

En realidad, el trabajo de RAC ha sufrido una mala fama generalizada, antes que nada. No voy a negar que es desgastante de por si mismo el estilo de trabajo, en un box individual, sin intercambio con compañeros y con un alto nivel de exigencias, por una remuneración floja.

Pero también es cierto que es parte de la personalidad de cada uno elescudo que se puede levantar contra ciertas situaciones de stress en trabajos así. No es el primer ni el último ámbito laboral que desgasta mentes y reseca neuronas, ni tampoco el peor.

El quid de la cuestión está en la importancia personal que le dá cada uno a (en el caso de call centers de empresas celulares, por ejemplo) cada consulta o reclamo. No es difícil, pero si depende de cada uno.

Tefy dijo...

es cierto, depende de cada uno, pero también es cierto que el 85% de los empleados de este tipo de empresas son universitarios y un chico de nuestra edad no siempre es capaz de tener la fortaleza para aguantar un trabajo asi...buensimo para el que logra que no le afecte el maltrato constante de la gente y, en muchos casos, de sus superiores..
lo que digo, es porque conozco a mucha gente allegada que trabaja en call centers y el comentario siempre es el mismo.. q no aguantan más, que quieren renunciar, que los francos, que esto, que el otro..y no pueden porque de ello depende su bienestar económico.

sólo eso..una opinión personal

Ale dijo...

Respeto esa opinión, y en honor a la verdad, estoy de acuerdo en que la gran mayoría no logra aguantar esas condiciones. A lo que voy es que no es peor a lo que se puede encntrar en otros ámbitos laborales. La inestabilidad, la remuneración, los ajustes, son constantes en nuestra realidad económica actual, y no le vamos a escapar a eso muy fácilmente.