miércoles, 4 de junio de 2008

Sobra la palabra...

Silencio. Que buen silencio. Si hay algo que siempre me han cuestionado es mi afinidad por la ausencia de palabras. Y es que creo que esos momentos en los que no hace falta decir nada son los que definen una relación, los que le dan sentido a cualquier conversación.

Hace poco alguien me preguntó por que eso no es un signo de aislamiento sino, según mi argumento, todo lo contrario. Yo dije que para mi el nivel de ausencia de diálogo es directamente proporcional con el conocimiento de la otra ersona, con la afinidad que siento con el otro. Y es eso lo que lo hace tan importante.

No trato, como siempre, de descubrir ada ni de elaborar una teoría alucinante. Tampoco me quiero justificar en mi manera de ser (soy ortiva de fábrica, no lo niego). Pero quizás busco establecer un punto claro sobre el cual afirmar una convicción. Un silencio puede ser ese momento en que cualquier palabra arruinaría una buena sensación, en que una palabra adecuada sea difícil de pensar o inclusive de decir, en que una palabra cause un daño innecesario o hasta irreparable.

O puede ser esa instancia en que no hace falta decir nada mas.

11 comentarios:

viviendolavida dijo...

existe una sola persona con la cual logre tener ese silencio, esa forma de acompañarnos por horas sin hablar...creo q es una de las pocas personas q saben lo q voy a hacer o decir antes q lo haga o diga.

so dijo...

Lo que decis es muy cierto,espero que algún día nos quedemos mudos. Sólo en ese instante voy a ver lo que realemte querés que vea! ja

Franco: Bardo Verde dijo...

muy acertado! los silencios son a veces mejores que las palabras. Mi favorito, sin duda, el silencio que aparece, raras veces, cuando los sentimientos exceden la capacidad de la métrica y la palabra.

Che estoy leyendo el angel gris, tendríamos que rearmar la comunidad de los jovenes sensibles del flores =P q grandes!

karito la cordobesa dijo...

Eso de la ausencia de diálogo directamente proporcional a la confianza con el otro es totalmente cierto; tiene mi voto Don Alejo para esclarecer su punto.
Cuando uno no conoce al otro tiene como esa maldita obligación de llenar vacíos incómodos con palabras sin sentido... En cambio, cuando estás con ESE ser, ya está, las palabras siguen siendo tan vacías como antes, pero el silencio llena más, es un "estar todo dicho"... Hermosa sensación...

Bueno, limé... Chau.-

Analuz dijo...

Coincido completamente con tu visión del silencio.
Hay veces, cuando voy a lugares donde no conosco a mucha gente, o cuando conozco a un grupo soy muy callada... Y está siempre la típica preguntita o comentario que me enferma: Y vos, por qué no hablas??!!
A veces me río, pero otras veces digo: Tal vez no hable porque no tenga nada que decir.
Lo que sobra estorba... Totalmente: "Sobra la palabra"

P/d: Te acompaño también en el carácter, también suelo ser bastante ortiva a veces :P

penny lane dijo...

me gusta la observacion, yo estoy en una etapa en que noto la necesidad de hablar, y aun asi no quiero hacerlo, ya llegara el momento en que este mundo que me rodea de marzo a diciembre entienda mis silencios y deje de reprocharlos, como aquellas personas maravillosas que aunque creen no entender nada lo hacen y muy bien, a veces la presencia es mas intensa cuando las palabras no obstaculizan la verdadera comunicacion.

verdelimon dijo...

es que los silencios te permiten conocer mas que mil charlas sin sentido, es como que mas facil ver al resto por lo que es, asi de simple, sin nada para decir, otro mundo se dibuja en la mirada.
otro tema, mi pc me escondio los virus (que resultaron ser 16 y NO salieron de ninguna pagina porno ¬¬) y no encontre esa opcion... lo rubio se me pega de a ratos... adioss!

ale dijo...

Mai: está bueno tener ese tipo de gente cerca. Y soltá ese cuchillo. Por favor.

So: cuando llegue ese instante te vas a dar cuenta. Falta, pero llega. Beso.

Franco: esos momentos en que el silencio es la culminación que no necesita de ningún sonido son sublimes. Y que buen libro para leer!! Grosso!

Karito: gracias por tu voto de confianza, juro que lo voy a anotar! Ahora tengo testigos de que no estoy (taaaan) loco!

Analuz: ortiva o no, yo te banco. Mafalda no se caracterizaba por hablar demasiado, sino por decir lo justo y necesario.

Penny Lane: que entiendan tus silencios es cuestión de tiempo, de que aprendan a entenderte. Ya llegará. Me gustó eso de "a veces la presencia es mas intensa cuando las palabras no obstaculizan la verdadera comunicación".

Lu: no voy a entrar en discusión de como esos virus entraron a tu PC, pero sin dudas el fuego comienza a ser la mejor opción. :) Beso.

Pau dijo...

Silencio. Si todos comprendieran el significado de esa palabra, el mundo sería mucho más.

Tefy.- dijo...

verdaderamente tus expresiones dicen mucho más que tus palabras.(sobre todo cuando haces esa expresion en la que intentas buscar la palabra adecuada seguida del silencio y punto)

mal que nos pese a veces a las mujeres, las palabras deforman los sentimientos, no sé por qué la necesidad de palabras que comprueben dicho sentimiento..

Pame... dijo...

pasa extrañamente cuando los ojos del otro te dicen hablan un diálecto especial, único,...
cuando las palabras sobran, simplemente porque en el silencio está habiendo un diálogo profundo, que solo en confianza se comprende...
y es que cuando el silencio deja de ser "un espacio vacío que incomoda"... es porque son palabras transparentes que se diluyen en el otro y nos hacen "ser lo mismo"...
Abrazos!