domingo, 27 de abril de 2008

Twenty one...

A veces, esperando las oportunidades,
no se ven y se tira todo a la marchanta.

Tan cierto como la frase de Calamaro no hay. Pero también es cierto algunas (pocas) veces en la vida se aprovechan las chances que se tienen, y es algo que hay que destacar.

A jerga del casino: Blackjack. 21 no se tienen sin esfuerzo, y sin sufrir un poco en el trayecto. De todas maneras, haber llegado a cumplirlos, y festejarlos de esa manera, con esa gente, en ese lugar y en ese momento, es algo por lo que hay que estar agradecido.

No sé si por casualidad, causalidad o juego del destino, el día anterior comenzó con algunos malos presagios, como si lo que viniese fuese a ser difícil y duro. Por suerte y para mi alivio, nada más alejado de la realidad. El número mágico llegó, y aunque sea por unas horas nos olvidamos del resto del mundo (poético, pero incierto, en realidad).

En lenguaje menos rebuscado: buena gente, buena fiesta. Branca en mano, música para todos los gustos. Dedicatorias con guitarra, una cantidad de brindis como nunca me hubiese imaginado.

Diría el Nano...

Mis amigos son sueños imprevistos
que buscan sus piedras filosofales,
rondando por sórdidos arrabales
donde bajan los dioses sin ser vistos.

Mis amigos son gente cumplidora
que acuden cuando saben que yo espero.
Si les roza la muerte disimulan.
Que pa' ellos la amistad es lo primero.

Salud.

5 comentarios:

Franco: Bardo Verde dijo...

un grande el nano ese!

me hizo acordar a mis amigos, es genial realmente

Pau dijo...

Hay quienes simplemente dejan un huella en el corazón...

21 años.
Vos.
Amigos.
Fiesta.

Qué más?

Te quiero Ex/Ex Iron Man

verdelimon dijo...

cambio de politica.
que buena onda :)
apio verde!!
ahora... acaso dirías que no conocés a alguien sólo porque no llegas a comprender por qué es así? si me preguntas, no tiene nada que ver con conocer, podés conocer de arriba a abajo a alguien y eso no hace que tengas que entenderlo, lo que sin duda te mueve algún rincón de la cabeza... opiniones, ni más ni menos...

ale dijo...

No creas. Conocer algo o a alguien implica poder ver no solo el resultado sino todo lo que está antes del signo "igual" en la ecuación. O por lo menos los factores importantes que lo hacen ser así.

Quizás es un cuelgue personal, pero creo que no podés conocer realmente a alguien si no captaste porque llegó hasta ahí, como llegó hasta ahí o como va a seguir de ahí en adelante. Por eso conocer a la gente es tan difícil, y no lo llegás a lograr con todos los que te presenta la vida.

¿Cambio de política? Espero que no, o por lo menos no en todo sentido. Venía bien hasta hora. :)

verdelimon dijo...

sigo pensando que no hace falta entender todo, siempre, para decir "te conozco"... quizas porque me ha pasado -por no decir me pasa- el conocer a alguien de memoria y sin embargo no entender algo, sea lo que sea, aunque por ahi eso te pueda traer alguna que otra sorpresa... pero... no se, es mas entretenido, siempre hay algo mas... y si pudieras entender que es lo que sigue a partir del signo igual... bueno, en realidad depende de la situacion a la q se refiera...